miércoles, 25 de septiembre de 2013

Como no lo entendemos ni compartimos es malo... denigrante y están enfermos...

Si bien es cierto que hace mas de un año que ando fuera del BDSM, ya fuese primero por problemas de salud y luego de que es mas fácil encontrar un bolso de Chanel de oferta que un Amo en condiciones... sigo sintiendo una vinculación especial con lo que durante un largo periodo de tiempo fue para mi un modo magnifico de vivir mi sexualidad.


Si es cierto que no he sido ni una sumisa al uso, ni he consentido gilipolleces puesto que mi limite siempre ha sido ceder el control total y absoluto y velar yo misma por lo que me conviene y lo que no. Alguna vez me he despistado y he salido con cicatrices tanto en el corazón como en mi cuerpo. Pero nada que el tiempo no cure o suavice.

Hay quien piensa que ponerte a cuatro patas a los pies de tu Señor y lamerselos es una vejación... puede ser... aunque para mi es mas vejatorio que me peguen un polvo de mala manera sin molestarse en que tenga o no el orgasmo y ahí me deje. Curioso pero me siento mas mueble así, que de rodillas sujetándole una taza a mi Amo. Esperando a que él acabe la prensa y su cigarro... 

Creo que no hay mas vejación que la que uno considere que es, me resulta insultante que una tercera persona diga o deje de decir, eso si, siempre en libre elección de verdad. Que es o no vejatorio, insultante... hace un tiempo tuve una pequeña discusión en una sala de chat porque afirme que todos en esta vida en algún momento nos hemos prostituido. La palabra fue tomada al pie de la letra y me demostró que el sistema educativo de este país tiene grandes lagunas y que estos recortes no lo está favoreciendo, ya que me niego a creer que solo los incultos sienten preferencia por el BDSM... volviendo al tema, en algún momento nos hemos prostituido. 

Claudicando ante nuestros amigos o hermanos, tragando mas de lo que toca en el trabajo (pero las cosas no están para ser un cruzado) y un largo etc... y entonces tengo que oír que no es cierto. ¿Perdón? en el momento en que acudes a un banco, centro oficial o gran superficie por mucho que grites, amenaces o líes al final prostituyes tus principios y sigues las normas de la empresa. ¿Y todo esto a que viene?, ciertamente no lo se, tal vez por que he leído que hay quien para que le quieran se somete a todo tipo de vejaciones... 

De toda la flora y fauna que deambula por cualquier .... como llamarlo... lo mal llamaremos "tribu urbana" hay insatisfechos, amargados, aburridos, resabiados, pedantes, muertos de hambre y una larga colección que tienen vidas miseras y darían lo que fuese por un segundo de fama. No se en que grupo incluirme porque si bien no soy ninguno de ellos tengo momentos puntuales de todos ellos... ¿por eso fui sumisa? 

En realidad poco importa el como, porque y cuando... lo realmente importantes es que gracias a todo eso he llegado a ser como soy ahora. Ni mejor ni peor que antes, solo... mas feliz.

Un dulce beso a todos....



Linkwithir

...